Noticias

El proyecto europeo “Early Warning” da sus primeros pasos en Madrid

Segunda mesa de la Jornada. Expertos europeos

Madrid, 15 de septiembre de 2017. La primera Jornada abierta al público, y especialmente a los autónomos que necesitan asesoramiento para remontar sus negocios, del proyecto “Early Warning” ha tenido lugar esta mañana en Madrid. Una iniciativa para apoyar a empresas y negocios durante todo su ciclo de vida, ayudar a aquellas empresas que están atravesando un momento de dificultad a que puedan revertir la situación y continuar con su actividad.

La Comisión Europea eligió a ATA y a la Comunidad de Madrid para implantar en España este proyecto piloto, destinado a autónomos y emprendedores de la región con objetivo de desarrollar políticas y medidas de re-emprendimiento, a través de servicios de consultoría técnica y mentores especializados en distintos ámbitos relacionados con la gestión empresarial, que contribuya a relanzar la actividad de sus negocios.

Así, ATA y la Comunidad de Madrid cuentan ya con el apoyo y la colaboración de empresas e instituciones de reconocido prestigio como son Heineken, Garrigues, Roca Junyent, Madrid I+D, el Colegio Oficial de Gestores Administrativos, etc.

Se trata de una iniciativa impulsada por el Gobierno danés en 2005, que la Comisión Europea va a implantar en cuatro países europeos como son Polonia, Grecia, Italia y España.

Para ello, el Gobierno regional y ATA tienen como objetivo de que cerca de 700 empresas madrileñas puedan beneficiarse de esta iniciativa. “Early Warning” está destinado a aquellos emprendedores que estén atravesando un momento de dificultad en su actividad empresarial, con el objetivo de poner a su disposición las herramientas necesarias para poder revertir dicha situación, desde acciones formativas hasta la apuesta por nuevas técnicas de negocio o abrir la actividad a nuevos mercados.

Imagen de la primera mesa moderada por Pablo García-Valdecasas, director de la Unidad de Autónomos de la Comunidad de Madrid

Imagen de la primera mesa moderada por Pablo García-Valdecasas, director de la Unidad de Autónomos de la Comunidad de Madrid

La primera mesa, titulada “Mecanismos “Early Warning”: Ayudar a emprendedores y empresarios en dificultades como política de responsabilidad social empresarial” ha contado con las intervenciones de Jesús de la Morena Olías, director de RSC, Garrigues, José Antonio Cadahía Casla, de Roca Junyent, Jorge Paradela, director de Relaciones Corporativas de Heineken España, Inés García-Pintos Balbás, Responsable de RSC e Innovación en CECA, Fernando Jesús Santiago Ollero, presidente del Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos y Presidente del Colegio de Gestores Administrativos de Madrid y Eduardo Díaz, jefe del Área de Emprendedor de base tecnológica Fundación madrimasd.

Pablo García-Valdecasas, director de la Unidad de Autónomos de la Comunidad de Madrid ha destacado en su presentación que en los tres años que va a durar el proyecto se busca crear una red extensa y completa de asesores especializados que “van a poner todo de su parte para que su experiencia y sus conocimientos sirvan a los pequeños autónomos y pequeñas empresas para salir adelante. Todas las empresas, instituciones y colegios profesionales que hoy nos reunimos aquí, y las que vendrán apuestan por comprometerse con su sociedad y con el tejido empresarial”.

En este sentido Pablo Mazo, director Regional de Relaciones Institucionales de Heineken España, ha destacado que dentro de sus programas de apoyo a los emprendedores ya hay 45 que en la Comunidad de Madrid “están asesorados por nosotros y les apoyamos para hacerlo. Por nuestra experiencia, prestamos especial atención a la hostelería. 4 de cada 10 euros que recibe un autónomo de la hostelería está relacionado con la cerveza. Y por el alto nivel de renovación de autónomos en este sector nos hemos implicado generando eventos y ayudando a esos pequeños empresarios para salir adelante y apostar así por el empleo, el emprendimiento y el talento”.

 José Antonio Cadahía, especialista de derecho concursal de Roca Junyent en su intervención ha destacado que “la responsabilidad social corporativa no sólo es de grandes empresas, y por eso nos hemos involucrado en este proyecto. La imbricación en los problemas sociales que ha traído esta crisis es imprescindible en todos los agentes sociales y los abogados lo hemos hecho muy activamente. Nuestros proyectos, además de ahora el Early Warning, son por ejemplo explicando en colegios e institutos de la importancia que tiene la justicia y las normas en la sociedad.” “La insolvencia ha afectado a todos los sectores y estamos dispuestos a poner nuestro saber a disposición del proyecto”, ha añadido.

Fernando Jesús Santiago Ollero, presidente del Consejo General de Colegios de Gestores Administrativo considera que muchos de los fracasos de empresas, de los pequeños autónomos, que son el músculo y motor de la economía y los que peor lo han pasado en la crisis y los más abandonados, se deben a la falta de asesoramiento. “Los gestores tenemos como objetivo que el autónomo se dedique a trabajar o a descansar y nosotros nos peleamos por las administraciones públicas por arreglar sus papeles. Por eso Early Warning para nosotros es un eslabón de nuestra cadena genética. Primero lo hacemos con nuestros propios colegiados, asesorándoles en todo. Ahora lo haremos con los autónomos que se acerquen a este proyecto del que deberían tomar ejemplo muchas administraciones públicas”. Por su parte, Eduardo Díaz, de la Fundación Madrimasd ha resaltado que parten de la premisa de que nunca es tarde para actualizarse y buscar nuevas tecnologías que apoyen a emprendedores. “Ofrecemos a Early Warning una red de más de 250 mentores en i+d+I para asesorarles en conocimientos en ventas, propiedad intelectual, coaching, acreditación académica…“.

En último lugar, ha intervenido Jesús de la Morena, director de RSC de Garrigues. “Estamos listos para empezar a trabajar. Para Garrigues participar en el proyecto Early Warning responde a la vocación que tiene el despacho de servicio a la sociedad. Ayudamos al proyecto con lo que mejor sabemos hacer, nuestro trabajo en el ámbito del derecho de empresas. Actualmente ya lo hacemos con el programa pro-bono con el que desde 2012 asesoramos gratuitamente a entidades que lo necesitan. En 2016 lo hemos hecho con 58“.

La segunda mesa de debate moderada por Celia Ferrero, vicepresidenta de ATA, bajo la premisa “Early Warning European Expert Network” ha contado con los expertos europeos que apoyan este proyecto y que son parte fundamental de su correcta implantación. Entre los ponentes Attila von Unruh, experto de Alemania, ha asegurado que con este proyecto en su país se han ayudado ya a más de 40.000 empresas. “Cuando una empresa cierra se pierde mucho capital social. Si conseguimos llegar antes a ellos a través de este programa salvaremos al 50 % de los emprendedores que se ven abocados a cerrar, salvando así muchos empleos”.

Ahorramos 2,5 millones de euros a la hacienda en Dinamarca salvando empresas sólo en 2014. Son el 30% de las empresas que acabaron en bancarrota, y el 50% de las que empresas que salvamos han crecido y aportado mucho a la sociedad”, ha explicado Svend Røgue, experto de AARHUS. “Asesoramos no solo a la empresa si no que tenemos en cuenta a la familia que está detrás”. “Tres pilares son los que destacan: diagnóstico con el autónomo con un experto primero, el segundo, los voluntarios, más de 100, y expertos que asesoran para sobrevivir y el tercero con una cooperación cercana con abogados de insolvencia para asesorarles en este área tan importante y aprovechar las áreas saneadas”.

Javier Martín, presidente del Council for the defense of taxpayers ha introducido una nueva perspectiva sobre “la Ley Concursal no resuelve los problemas de los autónomos con la seguridad social. La actual ley ha reducido los privilegios de la administración a un 50%, quedando al mismo nivel del resto de acreedores. Pero lo importante es la atención temprana para evitar el concursos de acreedores que es sumamente cara”.

Johnny Heinmann, uno de los expertos que están llevando a cabo el proyecto en Dinamarca ha remarcado que hay que empezar por entender que se ayuda a personas. “Estos empresarios se arriesgan mucho pero debemos tener presente que algunos no estaban preparados para ser empresarios y lo han hecho mal desde el principio. Es lo que tenemos que detectar, representando al empresario, sin juzgarle, para ver el camino para resolver su situación, reducir las pérdidas y dar opciones de seguir adelante. No siempre es cuestión de dinero”. Por último, Jaqueline Zuidweg, técnico del Early Warning en Noruega, ha expuesto cómo han adaptado el proyecto a las particularidades de su país. “Hemos ayudado a 800 empresarios de muy pequeños beneficios y sin ayuda administrativa. Lo hacemos en contacto con las universidades y abogados. Pero ha sido todo un éxito”.

ACCEDE A LA INFORMACIÓN COMPLETA DEL PROYECTO: np jornada proyecto Early Warning

Clica para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las más populares

arriba