Noticias

La formación es esencial para los autónomos

Más de 300 autónomos concurrían a cada plaza de formación al año hasta 2016.

Madrid, 12 de julio de 2017. La formación, para ganar en competitividad y saber venderse ha protagonizado la tarde del miércoles en el Curso de la UCM que organiza ATA y el ICOGAM en San Lorenzo de El Escorial. En primer José Luis Perea, vicepresidente de ATA y director de Formación ha señalado que “siempre ha habido intención política pero sólo se destinaba un 2% para subvencionar formación para los autónomos”. Sin embargo, a las 6.000 o 7.000 plazas al año de formación de autónomos que se ofertaban hasta 2016 concurrían más de 300 autónomos. “No podemos decir que no había demanda”, ha añadido.

“Tras los escándalos con los fondos de formación se ha renovado el sistema”, ha señalado Perea “y se va a asignar a las organizaciones una organización más sensata. Vamos a darle el sentido común a su programación y la difusión ya que muchos no saben siquiera que pueden formarse”. La semana pasada se publicó en el BOE el reglamento que desarrolla la Ley de Formación que desde 2015 estaba pendiente desde entonces. “Nuestra formación y necesidades no tiene nada que ver con la de los trabajadores asalariados. Es distinta porque para un autónomo las necesidades son formación para diversificar su negocio o mejorar la competitividad, además los horarios son distintos y también el dónde está el autónomo”.

Unos 6000 autónomos se forman al año, frente a los 12 millones de trabajadores, pero la realidad es que los trabajadores por cuenta ajena cotizan por formación y los autónomos no. “Así siempre viviremos de las migajas que nos dejan en los presupuestos. Debemos concienciar a los autónomos para que coticen por formación y para poder así beneficiarse de los nuevos programas y poder así adaptarse a un mundo cambiante y rápido” ha concluido José Luis Perea.

Tras estos datos, Javier Martín, profesor de Derecho Financiero y Tributario UCM le ha dado la réplica. Martín ha realizado la ponencia sobre buscar nuevos nichos de mercado. “No despreciéis la cultura popular, lo que ya sabéis hacer. Sólo ponerlo en un bonito envase”. Y ha puesto el ejemplo de la propia asociación de autónomos ATA, “un visionario como el fundador de ATA, Lorenzo Amor López, puso en práctica una idea y ahora hablamos incluso de una Ley de Autónomos. Él pensó que había que hacer una organización de autónomos, como profesionales y acertó incluso en que los societarios serían autónomos con las mismas necesidades que los personas físicas”. Para Martín, dentro del precio de los bienes y servicios, los autónomos deben no fijarse tanto en el precio, como en el margen de beneficio y que en gran parte es cuestión de imagen y marketing. “Una cosa que nos ha enseñado la crisis es que el trabajo del autónomo no vale nada, los precios de los servicios cada vez vale menos, y las relaciones públicas son fundamentales, por eso los autónomos necesitan esa formación para saber venderse”.

Galería de imágenes