Noticias

Dos de cada tres autónomos asturianos han visto disminuir su facturación a consecuencia de la Covid-19

Oviedo, 12 de noviembre de 2020. La actual crisis de la Covid-19 ha afectado duramente a los autónomos asturianos. Así, dos de cada tres autónomos de Asturias, concretamente el 68,5%, afirma que su facturación en estos meses de 2020 ha disminuido respecto al mismo periodo de 2019. Esta es una de las conclusiones que se extrae del informe “Trabajo Autónomo en Asturias 2020. ¿Cómo está afectando a los autónomos la pandemia por la COVID-19?” financiado por el Principado de Asturias.

Se trata de un informe que analiza las respuestas de los seis barómetros que durante todos los meses de la pandemia se ha realizado a los autónomos y por primera vez se analizan los resultados que se han ido obteniendo, comparándolos también con los datos nacionales. Los datos extraídos del estudio reflejan el impacto de las dos olas a nivel nacional, la mejora de la desescalada y los meses de verano en el Principado de Asturias, así como las incertidumbres que han enfrentado los trabajadores por cuenta propia a lo largo de estos meses de crisis sanitaria y económica.

Como decíamos, 68,5% de los autónomos afirma en septiembre que su facturación a disminuido en relación a 2019, aunque se comprueba cómo ha ido descendiendo desde marzo y cómo los datos que arroja Asturias son mejores que los obtenidos a nivel nacional: en septiembre el 80% de los autónomos a nivel nacional afirmaba que su facturación ha disminuido porcentaje que en el caso del Principado de Asturias era del 68,5%.

En cuanto al cese de actividad, los datos reflejan cómo ha dejado desprotegido a más de la mitad de los autónomos encuestados desde ATA. “Las medidas que se han puesto en marcha para paliar la situación que atraviesa el colectivo no han sido suficientes. La prestación por Cese de Actividad Extraordinario ha sido una herramienta eficaz para el 49% de los autónomos asturianos que la han solicitado, pero hay un 60% que no se ha podido beneficiar de la misma” señala Patricia Oreña, presidenta de ATA Asturias.

En la Tabla 3 se constata que superado un primer momento de incertidumbre en el mes de abril, cuando la prestación era muy novedosa, el número de beneficiarios se ha mantenido estable a lo largo de los meses alrededor del 45% de los entrevistados tanto a nivel nacional como específicamente en el caso de Asturias.

Uno de cada dos autónomos asturianos con trabajadores ha realizado un ERTE al 100% de la plantilla

Otro de los aspectos que analiza el informe es el uso por parte de los autónomos con trabajadores de los ERTEs puestos en marcha por el Gobierno. Así, se comprueba como prácticamente la mitad de los autónomos entrevistados por ATA en España y en Asturias reconocen haber hecho uso de esta herramienta para el 100% de su plantilla en los peores meses de la crisis.

Además, la Tabla 4 muestra cómo en el barómetro de septiembre únicamente el 26% de los autónomos encuestados a nivel nacional y un 33% en Asturias mantenía al 100% de su plantilla trabajando con normalidad, lo que de nuevo supone una afectación algo más ligera en la región.

La incertidumbre, protagonista en las perspectivas de futuro de los autónomos

Sobre las principales conclusiones de las perspectivas de cara a los próximos meses de los autónomos, cabe destacar como la incertidumbre y el no saber qué va a pasar se convierten en protagonistas. Afirmación que se refleja en los elevados porcentajes de las categorías No sabe/No contesta al ser preguntados por la viabilidad de sus negocios en un futuro, sobre la posible evolución de su facturación o sobre las medidas necesarias en materia laboral con su plantilla.

En cuanto a la plantilla, el 48,6% de los autónomos asturianos (el 46,4% a nivel nacional) señalan la intención de mantener a su plantilla los próximos meses, dato que probablemente esté reforzando de nuevo la tesis de la importancia de medidas como los ERTEs para frenar la caída del empleo generado por los autónomos tanto a nivel nacional como en Asturias.

Por último, en cuanto a la viabilidad de sus negocios y actividades, se comprueba como con el devenir de los meses de crisis sanitaria los porcentajes de los autónomos que aseguran que resistirán el envite y no se plantean cerrar ha ido decreciendo, desde el 67,5% de abril (ver tabla 7) hasta el 40,6% actual en el Principado de Asturias. Por el contrario, el porcentaje de los que afirman que se plantean cerrar y que tienen dudas a cerca de si podrán continuar no ha dejado de aumentar a lo largo de estos meses y llegan en septiembre hasta el 49% de los autónomos encuestados en Asturias.


Patricia Oreña: “hay que eximir de cotizaciones e impuestos a los autónomos cuyas actividades se vean obligadas a cerrar”

Con estos datos, se hace más necesario que nunca apoyar a los autónomos y a las empresas asturianas que se están viendo afectados por esta durísima crisis sanitaria y económica. O se toman medidas ya, o el desastre económico puede ser histórico” señala Patricia Oreña, presidenta de ATA Asturias.  

Si bien es cierto que el informe muestra cómo los autónomos de Asturias, en general, han sobrellevado mejor la situación, quizás por que sus actividades han tenido menor afectación, no se debe bajar la guardia porque en esta segunda ola los datos en la región están siendo peores de lo que fueron en la primera. “Por ello desde ATA pedimos que desde ya se exima de cotizaciones e impuestos a los autónomos cuyas actividades se vean obligadas a suspender como consecuencia de una resolución adoptada por la autoridad competente como medida de contención en la propagación de la Covid-19”, concluye la presidenta de ATA Asturias.

ACCEDE INFORME COMPLETO

Las más populares

arriba