Noticias

Islas Baleares, Andalucía y Canarias lideran el crecimiento de autónomos hasta septiembre

Cinco comunidades pierden autónomos: País Vasco (-0,5%), Galicia (-0,4%), Principado de Asturias (-0,2%), Aragón (-0,1%) y Castilla y León (-0,1%).

Durante los nueve primeros meses de 2018, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio aumentar su número de afiliados en 48.992 autónomos, pasando de los 3.204.678 en diciembre de 2017 a los 3.253.670 en septiembre de 2018. Este crecimiento supuso, en términos relativos, un aumento del +1,5%, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos –ATA.
Así, se trata de un crecimiento que duplica al registrado en el mismo periodo de 2017, cuando el RETA sumó 22.062 trabajadores por cuenta propia.

“El colectivo vuelve a mostrar una vez más que somos los protagonistas de la generación de empleo”, señala Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, que puntualiza que “Los autónomos duplican en 2018 el crecimiento registrado en el mismo periodo de 2017. Cifras que nos muestran de una forma objetiva cómo la Ley de Autónomos está siendo efectiva y dando sus frutos. Pero hay que seguir preponderando en reformas que faciliten el emprendimiento, eliminen trabas y lo que es realmente importante, ayuden a consolidar las actividades”.

“Estamos viendo que en los últimos meses se está produciendo una desaceleración en el crecimiento del empleo y de la economía. Es necesario acometer medidas que fomenten el emprendimiento y mejoren la protección social de los más de tres millones de autónomos que hay en España”, señala Lorenzo Amor.

Son 12 las comunidades autónomas que suman trabajadores por cuenta propia durante los nueve meses que llevamos de 2018. Frente a éstas, cinco comunidades no logran sumar autónomos y pierden cotizantes al RETA.

Islas Baleares (+12%), Andalucía (+3,1%) e Islas Canarias (+2,8%) son las comunidades que lideran el crecimiento de autónomos hasta septiembre. Con un crecimiento superior a la media nacional (+1,5%) también se sitúan Comunidad Valenciana (+2,1%) y la Región de Murcia, con un crecimiento de sus trabajadores por cuenta propia del +1,6% en los nueve primeros meses de 2018.

En valores absolutos las comunidades que más autónomos suman son: Andalucía (+15.892 autónomos más que al iniciar el año), Islas Baleares (+10.363 autónomos), Comunidad Valenciana (+7.280 autónomos) y la Comunidad de Madrid (+5.727 autónomos).

Por el contrario, cinco han sido las comunidades donde las altas no han podido superar al número de bajas producidas y pierden cotizantes autónomos en lo que llevamos de 2018: País Vasco (-0,5%), Galicia (-0,4%), Asturias (-0,2%), y las comunidades de Aragón y Castilla y León, ambas con un descenso del 0,1% de sus trabajadores autónomos, lo que en términos absolutos se traduce en 124 autónomos menos que al iniciar el año en el caso de Aragón y de 285 en el de Castilla y León.

Si se analizan los datos por provincias, se comprueba que 15 de las 50 provincias no logran sumar autónomos en los nueve primeros meses del año, siendo Ourense la provincia española que mayor pérdida de autónomos ha registrado, concretamente el -3,5% de sus autónomos (867 autónomos menos que en diciembre de 2017). Le siguen: Zamora (-1,4%), Lugo (-1,2%) y Palencia y Teruel, ambas con un descenso del 1,1% de sus autónomos.

En las 35 provincias restantes sí aumentó el número de personas que han puesto en marcha una actividad por cuenta propia y se ha dado de alta en el régimen de autónomos en los nueve primeros meses de 2018. Así, seis provincias duplicaron el crecimiento registrado a nivel nacional (+1,5%) y registraron un crecimiento por encima del 3%: Málaga (+4,8%), Cádiz (+4%), Alicante (+3,2%), Huelva (+3,3%), y las provincias de Jaén y Girona, ambas con un aumento de sus cotizantes autónomos del +3,1%.

Cabe destacar que Lleida ha sido la única provincia catalana que ha perdido autónomos en los nueve primeros meses de 2018. Lo mismo ocurre en Castilla La Mancha, donde Cuenca pierde 87 autónomos, el -04%, frente al crecimiento de las otras cuatro provincias castellano-manchegas.

Caso contrario es el de Galicia y Aragón, donde únicamente las provincias de Pontevedra y Zaragoza logran sumar autónomos en 2018, concretamente 503 (+0,8%) en Pontevedra y 589 en Zaragoza (+0,1%), pero que no son suficientes para compensar el número de bajas producidas en las otras provincias.

En el caso de Castilla y León, a pesar de cerrar los nueve primeros meses del año en negativo, cuatro de las nueve provincias si suman autónomos frente a las cinco restantes: Ávila (+83 autónomos), León (+42), Salamanca (+50) y Segovia (+78), crecimientos muy inferiores a las pérdidas producidas en Zamora (-242 autónomos), Valladolid (-91), Soria (-4), Palencia (-147) y Burgos (-55).

Al analizar los datos por género, se comprueba cómo el ritmo de crecimiento de las mujeres ha sido superior al de los varones: las mujeres crecieron un 1,9% durante los nueve primeros meses de 2018 y los varones lo hicieron un 1,3%. En términos absolutos, los hombres aumentaron en 26.943 personas y las mujeres lo hicieron en 22.050. Es decir, las mujeres representaron el 45% de los nuevos autónomos que cotizan en el RETA.

En cuanto a los sectores de actividad, cabe destacar que frente al crecimiento registrado en el periodo 48.992 autónomos, sectores tan importantes como el comercio, la industria y la educación pierden autónomos en 2018, concretamente hay 1.277 autónomos del sector comercio menos que al iniciar el año, 2.564 autónomos pierde la industria y 2.423 la educación.

Frente a esto, el resto de sectores (ver tablas anexas) sí que ha visto aumentar el número de trabajadores que deciden poner en marcha una actividad por cuenta propia, siendo construcción (+9.139 autónomos), hostelería (+9.227) y actividades profesionales (+9.481) las que en valores absolutos más autónomos sumaron.

ACCEDE A LA NOTA con tablas por provincias, género y sector de actividad

Las más populares

arriba