Noticias

Los autónomos crecen en el primer trimestre del año a un ritmo 10 veces superior a 2017

Islas Baleares (+2,1%), Andalucía (+1,6%) y Comunidad Valenciana (+1,4%) lideran el crecimiento de autónomos en el primer trimestre de 2018

Sólo tres comunidades (Castilla y León, Asturias y País Vasco) pierden autónomos en los tres primeros meses del año, frente a las 10 que registraron pérdidas en 2017

 

Durante el primer trimestre de 2018, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio aumentar su número de afiliados en 25.722 autónomos, pasando de los 3.204.678 en diciembre de 2017 a los 3.230.400 en marzo de 2018. Este crecimiento supuso, en términos relativos, un aumento del +0,8%, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos –ATA. Se trata de un crecimiento diez veces superior al registrado en el primer trimestre de 2017, cuando el número de autónomos creció en 2.545 nuevos trabajadores por cuenta propia.

Así, el RETA encadena cinco años sumando autónomos durante el primer trimestre del año.

Únicamente tres de las 17 comunidades autónomas, además de Ceuta, no lograron sumar autónomos en el primer trimestre del año: Castilla y León (-440 autónomos, -0,2%), Asturias (-185 autónomos, -0,2%) y País Vasco (-76 autónomos). Estos datos son mucho más positivos que los registrados en 2017, cuando fueron 10 las comunidades que no lograron sumar trabajadores por cuenta propia en los tres primeros meses de 2017.

El resto de comunidades se ha mantenido en positivo y ha registrado importantes crecimientos en cuanto a la afiliación de autónomos a la Seguridad Social en el primer trimestre de 2018.

Islas Baleares ha sido un año más la comunidad que lidera el crecimiento de autónomos en el periodo analizado con un crecimiento del +2,1% de sus autónomos, lo que en términos absolutos se traduce en 1.833 nuevos trabajadores por cuenta propia cotizando a la Seguridad Social. Le siguen Andalucía, con un incremento del +1,6% de sus autónomos, Comunidad Valenciana (+1,4%, +4.917 autónomos), Murcia (+1,2%, +1.196 autónomos) y la Comunidad de Madrid, con un aumento del +1% y 4.051 nuevos emprendedores.

Si se analizan los datos por provincias, se comprueba cómo en 36 de las 50 provincias españolas ha aumentado el número de personas que ha puesto en marcha una actividad por cuenta propia y se ha dado de alta en el régimen de autónomos. Los mayores aumentos fueron los de Baleares y Málaga, con un crecimiento del +2,1%,  Huelva (+2%), Alicante, Sevilla y Granada, las tres con un incremento del +1,7%, Santa Cruz de Tenerife (+1,6%) y las provincias andaluzas de Córdoba y Cádiz, ambas con un aumento de los cotizantes al RETA del +1,5%.

Cabe destacar que Vizcaya ha sido la única provincia del País Vasco en la que ha aumentado el número de autónomos en el primer trimestre de 2018, con un aumento de 13 autónomos lo que no ha sido suficiente para llevar al régimen de autónomos a positivo en la región.

Lo mismo ocurre en Castilla y León, donde Segovia y Ávila han sido las únicas provincias en sumar autónomos en el primer trimestre del año, concretamente 16 nuevos autónomos Segovia y 8 Ávila.

En el caso de Aragón, Teruel ha sido la única que perdió autónomos en los tres primeros meses del año, concretamente 24. Y en Galicia mientras Lugo y Orense perdieron autónomos, los crecimientos registrados en Pontevedra (+261 autónomos) y A Coruña (+17), han logrado dejar en positivo el cuanto al número de nuevos trabajadores autónomos en la comunidad.

Por el contrario, hay otras 14 provincias que aún se muestran en negativo, de las que la mitad son de Castilla y León. Entre los mayores descensos durante el primer trimestre destacan los producidos en Soria (-0,9%), Ourense, Palencia y Zamora, todas ellas con un 0,5% menos de autónomos cotizando a la Seguridad Social que al finalizar el año y Salamanca y Burgos, provincias castellano y leonesas que han perdido el 0,3% de sus autónomos.

 

Al analizar los datos por género, comprobamos cómo el ritmo de crecimiento de las mueres ha prácticamente duplicado al de los varones: las mujeres crecieron un 1,1% en el trimestre y los varones lo hicieron un 0,6%. En términos absolutos los hombres aumentaron en 12.997 durante el primer trimestre y las mujeres lo hicieron en 12.795. Es decir, las mujeres representaron uno de cada dos nuevos autónomos en el primer trimestre de 2018.

 

En cuanto a los sectores de actividad, el informe elaborado por ATA muestra cómo comercio es el único sector de actividad que no logra remontar y cierra el trimestre con una descenso de 1.217 autónomos comerciantes, una pérdida del -0,2%.

Por el contrario, el resto de sectores sí se encuentra en positivo y ha visto crecer el número de cotizantes autónomos, siendo las actividades profesionales (+4.939 autónomos), educación (+3.467 autónomos) y construcción (+3.142 autónomos) las que mayores incrementos registran y concentran el 44,9% del incremento de autónomos hasta marzo.

 

COMPARATIVA PRIMER TRIMESTRE DE 2017

 

El informe realizado desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA incluye una comparación en cuanto a la evolución del colectivo en 2018 y 2017, donde se muestran diferencias realmente significativas (Se adjunta cuadro al final del informe)

Así se comprueba cómo en País Vasco, a pesar de perder autónomos en el primer trimestre del año, la pérdida (-76 autónomos) ha sido muy inferior a los 939 autónomos que se perdieron en los tres primeros meses de 2017.

Otras comunidades a destacar son Cataluña, donde mientras en 2017 el número de autónomos creció en 73 autónomos, este año lo ha hecho en 3.059 autónomos, Galicia, que mientras en 2017 se perdieron 1.200 autónomos este año ha logrado sumar 130 y Castilla La Mancha, que frente al descenso de 508 autónomos en 2017, en 2018 suma ya 526 emprendedores.

Andalucía por su parte también registró un crecimiento tres veces superior al de 2017, cuando el número de autónomos aumenta en 8.136 este año frente a los 2.777 de 2017.

El colectivo vuelve a mostrar una vez más que somos los protagonistas de la generación de empleo”, señala Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, que puntualiza que “sin duda, la Ley de Autónomos está dando sus frutos y el ritmo de crecimiento del colectivo en este primer trimestre es 10 veces superior al de 2017. Pero hay que seguir preponderando en reformas que faciliten el emprendimiento, eliminen trabas y lo que es realmente importante, ayuden a consolidar las actividades. Para ello, y para que no se frene este ritmo de creación de empleo se hace necesario que se aprueben cuanto antes los Presupuestos Generales del Estado”.

 

 np Evolución Autónomos – Primer Trimestre 2018

 

 

 

Clica para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las más populares

arriba