Skip to main content

Valladolid, 2 de diciembre de 2022.La situación del colectivo de autónomos en Castilla y León es realmente complicada. Los datos de afiliación al RETA son muy tristes. Seguimos con la sangría de pérdida de actividad económica a nivel de autónomos en la región”, señala Domiciano Curiel, presidente de ATA Castilla y León.

El número de desempleados aumentó en 1.554 personas en noviembre (+1,3%) y el número de afiliados al RETA en Castilla y León bajó un 0,2% en el undécimo mes del año, al restar 351 efectivos.

En lo que va de año, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos -RETA- en Castilla y León ha perdido 1.954 cotizantes autónomos, cifra que contrasta con el crecimiento de 952 autónomos a nivel nacional y con los aumentos registrados en comunidades como Andalucía (casi 3.000 autónomos) o Valencia (2.160 autónomos más).

Las políticas regionales a nivel de autónomos no están funcionando y hay que empezar a poner en marcha otro tipo de políticas. Es el momento de tomarse la situación en serio y ver por qué otro tipo de comunidades autónomas están a la cabeza de generar autónomos y en Castilla y León estamos perdiendo” apunta Domiciano Curiel

Desde ATA instamos a todos los organismos públicos a que dejen de poner zancadillas a los autónomos y las empresas. Es necesario contar con las empresas y los autónomos, que son los que pueden aguantar el empleo y los que pueden mantenerlo, el eje vertebrador de nuestros pueblos y ciudades”, añade el presidente regional de ATA.

SIETE PROVINCIAS PERDIERON AUTÓNOMOS EN NOVIEMBRE

En el último mes, un total de siete provincias castellano y leonesas registraron descensos en cuanto al número de autónomos, siendo León la provincia más afectada por la pérdida de autónomos, con 111 (-0,3%) cotizantes a la Seguridad Social menos. Le siguen, en cuanto a pérdida en valores absolutos Segovia (85 autónomos menos, -0,6%) y Zamora, con una pérdida en noviembre de 59 autónomos (-0,4%). También registraron caídas Palencia (45, -0,4%), Valladolid (26, -0,1%), Soria (20, -0,3%) y Ávila (16, -0,1%). Por su parte, el número de autónomos aumentó en 8 personas en Burgos y en 4 en Salamanca.

En cuanto a los sectores de actividad, agricultura y hostelería registraron los mayores descensos, con un descenso de 159 autónomos en el caso de la agricultura y de 140 en el caso de la hostelería en el último mes.

En lo que va de año, el mayor descenso de autónomos se ha registrado en el sector del comercio, que ha perdido un total de 1.042 autónomos, lo que representa un descenso de casi el 3%. En el lado opuesto, destaca el aumento de 144 personas (+4,6%) en el sector de actividades artísticas y de entretenimiento y de 122 personas (+2,3%) en el casto de actividades sanitarias. Para Domiciano Curiel, “este aumento de actividades sanitarias se debe a que CyL es una comunidad envejecida y son las actividades que más se demandan”.