Skip to main content
  • Al 95,2% de los autónomos se les han incrementado los gastos de su actividad en 2022. Pero uno de cada tres autónomos manifiesta no haber subido los precios.
  • El 62,2% de los autónomos ha logrado mantener su negocio en 2022 y no ha registrado descensos en su actividad.
  • Sólo el 9,2% de los autónomos ha tenido que reducir plantilla.
  • El 71,8% de los autónomos considera negativa la tendencia de la economía española, aunque la mitad de los autónomos cree que, como mínimo, mantendrá su nivel de actividad en 2023.

Madrid, 20 de diciembre de 2022. A punto de finalizar 2022, un año sin duda complicado para todos, con una temporada de verano moderada, con unas perspectivas inciertas como consecuencia de la guerra en Ucrania, una inflación desbocada y un continuo encarecimiento de las materias primas. Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, seguimos realizando la encuesta a los autónomos para conocer su situación en tiempo real, cómo consideran que les ha ido este año, que está a punto de acabar; sus peticiones y las perspectivas de su negocio de cara a 2023. Así, en las respuestas de este XVI Barómetro comprobamos cómo dos de cada tres autónomos, el 66,6%, considera que la evolución de su negocio no será mejor que en 2022. Es más, el 71,8% tiene una perspectiva negativa o muy negativa de la economía española en general y es que el únicamente el 25,8% de los autónomos encuestados afirma que su negocio ha crecido a lo largo de 2022.

Además, la subida de los precios de los carburantes que hemos estado registrando a lo largo de  los últimos meses junto con la escalada de los costes de las materias primas  y los impuestos a los que se tienen que enfrentar, están poniendo en serio riesgo la continuidad de muchos autónomos.