Skip to main content
  • 2022 terminará con destrucción de tejido empresarial y autónomos.
  • El comercio pierde 3.076 autónomos en noviembre y la hostelería 3.050 autónomos.
  • Lorenzo Amor: “Aunque autónomos y empresas están manteniendo a duras penas el empleo, poner más trabas y zancadillas a la actividad económica y a la creación de empleo puede tener efectos inmediatos en el empleo”.

Madrid, 2 de diciembre de 2022.Los datos de afiliación y paro que hemos conocido hoy constatan el importante frenazo en la creación de empleo que ha tenido lugar en noviembre y que veníamos viendo ya desde hace 7 meses, cuando el crecimiento interanual del empleo estaba en el 5% y ahora hablamos de un crecimiento interanual entorno al 2,7%. Se ha perdido empleo, aunque es cierto que los autónomos y las empresas están aguantando el empleo, hay que decir que muchos autónomos y muchas pymes están en estos momentos paralizando nuevas contrataciones”, ha asegurado Lorenzo Amor, presidente de ATA.

Durante el mes de noviembre el paro descendió en 33.512 personas en relación con el mes anterior. Pero ya hemos registrado una reducción de empleo: la Seguridad Social perdió 155 cotizantes en noviembre, y el número de autónomos se redujo en 2.801 personas, a pesar de que noviembre es un mes a las puertas de la Navidad, donde está el Black Friday y donde teóricamente se tendría que haber registrado creación de empleo.

Si bien esta situación de crisis no está afectándose forma acentuada al empleo en general, sí que estamos viendo una continua destrucción de autónomos y de pymes. “Por eso es muy importante no poner más zancadillas al tejido empresarial, a los autónomos y empresas. Subir impuestos, subir cotizaciones, castigar al tejido empresarial o poner trabas a la actividad económica o al mantenimiento y creación de empleo puede tener efectos perniciosos sobre el empleo a corto plazo”, señala el presidente nacional de ATA.

EL RETA PIERDE 2.801 AUTÓNOMOS EN NOVIEMBRE

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, RETA, pierde en noviembre 2.801 autónomos – casi 100 autónomos menos cada día -. Dato que constata con la cifra registrada en noviembre de 2021, cuando el RETA aumentó en 1.080 autónomos.

Para los autónomos, los datos son pésimos, malísimos, lo que nos apunta a lo que veníamos advirtiendo los últimos meses, y es que 2022 va a terminar con destrucción de tejido empresarial, con destrucción de autónomos y de pymes”, apunta Lorenzo Amor, presidente de ATA.

Si bien entre enero y noviembre de 2021 el número de autónomos crecía en 54.000, este año el número de autónomos en ese mismo periodo apenas crece en 900 autónomos. Esto significa que crece prácticamente 55 veces menos.

En cuanto a la evolución del colectivo por comunidades autónomas en el mes de noviembre (ver tabla al final), se comprueba que, a pesar de este importantísimo descenso en cuanto al número de autónomos, son seis las comunidades que logran sumar nuevos cotizantes autónomos a la Seguridad Social: la Comunidad de Madrid, con un aumento de 1.247 autónomos, Canarias (+513 autónomos), Comunidad Valenciana (+379 autónomos), Cataluña (+153 autónomos), Murcia (+32) y Euskadi, que sumó en noviembre diez cotizantes al RETA.

En cuanto a los sectores de actividad, hay que destacar el importantísimo descenso que han registrado un mes más los sectores de comercio y hostelería, al perder 3.076 y 3.050, respectivamente, cotizantes autónomos a la Seguridad Social. En el otro extremo, los sectores que registraron mayor crecimiento de autónomos fueron las actividades profesionales, científicas y técnicas, con 1.104 nuevos cotizantes autónomos y la educación con 1.126 autónomos más.

Anexo con tablas

Afliación octubre - noviembre 2022