La reforma del Gobierno recorta un 30% las prestaciones de los autónomos con menos ingreso

3', 5"

Dos millones de autónomos verán reducidas sus prestaciones. No la vamos a permitir

07 Marzo 2022

La propuesta de reforma del RETA que nos presenta el Ministerio de Seguridad Social es inasumible, tiene afán recaudatorio, es más injusta que el sistema actual, genera desigualdades y es, en definitiva, una reforma que llevaría a los autónomos a la ruina y supondría el hachazo definitivo para muchos.

Con ella, dos millones de autónomos podrían ver reducidas sus prestaciones e incluso su pensión en caso de ser ésta la propuesta que se aprobara.

Si desde el Ministerio decían que los autónomos iban a pagar menos en sus cotizaciones y estarían más protegidos, con la última propuesta que nos entregaron el pasado 28 de febrero, comprobamos cómo si bien la cotización bajará para los autónomos con menos ingresos, esto lleva consigo la reducción de la base de cotización, que supondrá una importante reducción de las cuantías de las prestaciones a las que tienen derecho. (Ver cuadro 3 de comparativas de las prestaciones actuales y la propuesta del Gobierno). La razón de esta importante bajada en la percepción de prestaciones, que podría llegar al 30% e incluso al 32% en el caso de los autónomos societarios, se debe a que la Seguridad Social reduce la cuota, pero también la base de cotización. Eso supone que, consecuentemente, se recorte también el importe de las prestaciones que cobraría el autónomo en caso de tener un hijo, sufrir un accidente de trabajo, una enfermedad y, en el resto de las contingencias, incluida la jubilación.

Para verlo más claro y con un ejemplo, hay 1.459.484 autónomos con rendimientos inferiores a 700€ (cuadro 2). A ellos, les bajara con la nueva propuesta la cuota de los 293,94€ actuales a los 205€, es decir unos 90 euros. Pero la base de cotización también baja de los 960€ por la que cotizan ahora a los 670€. Lo que supondrá también un descenso del 30% a la hora percibir una prestación: por ejemplo, la prestación de maternidad/paternidad para este este grupo de autónomos pasa de ser 960€ a 670€ o la incapacidad temporal de los 518,65€ a 361,55€.

Otro ejemplo: un autónomo societario con rendimientos de entre 900 €/mes y 1.125,90€/mes, la nueva propuesta establece que la base de cotización pasaría de los 1.234€ actuales a 864,50€, lo que se traduciría en una merma de las prestaciones de algo más del 30%. La prestación por incapacidad temporal, por ejemplo, les pasaría de los 684,69€ actuales a los 466,56€. “Quieren dar a los autónomos pan para hoy, bajándoles la cuota un poco, y hambre para mañana con menos prestación. Pagar menos cuota se traduce en peores pensiones de jubilación o de viudedad. Pero también en bajadas en la prestación por tener un hijo o por sufrir un cáncer (Incapacidad Permanente)”, señala Lorenzo Amor, presidente de ATA.

El propio ministro dice que dos de cada tres autónomos van a cotizar menos y es evidente que a menos cotización habrá menos prestación. El sistema propuesto está basado en varias mentiras, una de ellas, precisamente, que es para mejorar las prestaciones del colectivo, porque estos ya pueden elevar su cotización cuando quieran. Es la Seguridad Social la que tiene topada la base máxima de cotización para la mayoría de autónomos, los mayores de 48 años.

Sin poner fin al Covid, con los precios energéticos que estamos pagando, teniendo en cuenta que a partir de abril o mayo un millón de autónomos tendrán que devolver los créditos ICO (muchos estarán cuatro años) y con un alza en los costes laborales, pretender que en los próximos dos años la cotización de los autónomos suba un 40% va a llevar a
muchos a la quiebra. ¿Pero qué actividad ha subido un 40% en este país? ¿Va a crecer el PIB un 40%? La subida de
cotizaciones va a afectar a 1,8 millones y la bajada a 1,4 millones, una rebaja ridícula, del 10%. Se pretende que un
autónomo que gane 50.000 euros pague cuatro veces más de lo que aporta hoy, 1.200 euros al mes. Y para los
200.000 autónomos que tienen pérdidas cada año pretenden que paguen 2.100 euros de cotización. ¿Es cotizar por ingresos reales que el que tenga pérdidas además tenga que cotizar? Esto es inasumible y puede provocar un aumento de la economía sumergida y una bajada de los rendimientos netos declarados, el abandono de muchísimos autónomos y su pase a la economía B.

Anterior publicación
Siguiente publicación

Te puede interesar

29. 06. 2022
ATA Galicia se integra en la Confederación de Empresarios de Galicia
LEER MÁS
28. 06. 2022
Núñez Feijóo reclama rebaja de impuestos temporal para autónomos y nuevas ayudas directas
LEER MÁS
27. 06. 2022
Autónomos y pequeñas empresas reclaman medidas que alivien el efecto de la inflación en la economía
LEER MÁS