Noticias

Se confirma la desaceleración de la economía

Madrid, 18 de diciembre de 2019. 2019 ha sido un año en el que los protagonistas, una vez más, han sido los autónomos cuando se habla de empleo. Un año de estancamiento y desaceleración que parece que se va a confirmar en 2020. Los datos de autónomos cierran con un crecimiento positivo y se consolida el número de afiliados al RETA, aunque su impulso se ha visto ralentizado en 2019.

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos RETA en España suma en 2019 (hasta noviembre) un total de 14.429 afiliados hasta alcanzar las 3.269.092 personas, crecimiento un 71% inferior al de los once primeros meses de 2018, cuando el RETA sumó 49.460 autónomos. Es decir, la Seguridad Social suma en 2019 un total de 35.031 autónomos menos que en 2018.

Continúa la tendencia de desaceleración que se está produciendo en los últimos meses: el paro se reduce en 155.000 personas menos que el año anterior, se crean 132.000 empleos netos menos y el crecimiento de autónomos desciende en 35.000 personas con respecto a 2018”, señala Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA.

Estabilidad, moderación, certidumbre y seguridad jurídica es lo que necesita nuestra economía en estos momentos. Es fundamental la confianza para la generación de empleo y llevar a cabo políticas adecuadas que fomenten el emprendimiento y que no penalicen a los generadores de empleo”, apunta Lorenzo Amor.

ATA confiamos en que 2020 sea un año en el que la senda de la estabilidad y de las reformas vuelva para quedarse y así se adquieran nuevos derechos y mejoren la protección social para todos los autónomos.

El 2020, cuando se cumple un año de la completa entrada en vigor de la Ley de Autónomos que facilitó muchas nuevas actividades y consolidó aquellas que necesitaban un respiro, será un año de adquisición de nuevos derechos para los autónomos”, señala Lorenzo Amor, presidente de ATA. “Vamos avanzando hacia la equiparación de derechos. Es un gran paso”.

La previsión es que haya 15.000 autónomos más y que el conjunto del colectivo cree otros 40.000 empleos asalariados. Es decir, esperamos que los autónomos generen un total de 55.000 empleos netos el próximo año, la mitad que el año pasado. En el conjunto de España estimamos que el empleo podría sumar en torno a 200.000 nuevos empleos, la mitad que en 2019, y crecerá en un 1,1% de media.

Este incremento será posible gracias también a que la economía crecerá en torno al 1,4-1,5% lo que augura un entorno favorable para las actividades que desarrollan los autónomos y para el emprendimiento. Por otro lado ATA estima que los precios subirán alrededor del 1,1% (IPC) y el consumo en el entorno del 1%.

2020 arrancará con nuevos objetivos

En 2018 entró en vigor la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, con algunas medidas como las relacionadas conciliación, así como las relativos a las bonificaciones para la contratación a familiares y discapacitados, la compatibilización del 100% de la pensión de jubilación y la actividad por cuenta propia siempre que tengan al menos a un trabajador a su cargo. 2019 arrancó con la mejora del acceso al cese de actividad de los autónomos, con el derecho a cobrar la prestación por accidente de trabajo o enfermedad profesional desde el primer día de baja., con derecho a acceder a la formación continua y reciclaje profesional, con la garantía de que no pagarán la cuota de Seguridad Social a partir del segundo mes de baja por enfermedad o incapacidad temporal hasta el momento del alta, y la ampliación de la tarifa de 60€ a 12 meses.

Entre los sectores, el comercio se enfrenta a grandes retos como son la venta on-line y la digitalización que, como ya hemos dicho otras veces, va a obligar a los comerciantes a renovarse y no se volverán a recuperar aquellas cifras precrisis”, ha asegurado Lorenzo Amor, presidente de ATA. “El comercio es el sector que más ha acusado el proceso de despoblación que tanto nos preocupa. Cuando en un pueblo se cierra el pequeño negocio el pueblo muere, y cuando no se dan oportunidades reales de emprendimiento y relevo generacional en esos mismos pueblos, los jóvenes se marchan y los comercios pierden toda posibilidad de clientes. Donde se cierra un comercio se pierde la vida del pueblo”.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores recordamos que ya hicimos llegar una serie de propuestas y demandas urgentes a todos los partidos. En unos días en los que se hace ya patente la desaceleración económica, desde ATA esperamos que se forme un acuerdo estable y moderado. No es momento ni de subir impuestos ni de aumentar el gasto público.

El tejido empresarial español necesita un gobierno estable y moderado que establezca las medidas necesarias, al igual, estables y moderadas y que aborden con responsabilidad las principales preocupaciones de los autónomos españoles. La desaceleración económica, que ya se nota en varios indicadores como en el frenazo de incremento de autónomos de los últimos meses, es atajable aun si se toman las riendas y se ajusta con rigor presupuestario todas las políticas públicas.

Las más populares

arriba